El peje diablo remata la Pigua

2017-05-21 18:28:29

JOSE MANUEL SOBERANO

 

TENOSIQUE,TAB, 16 DE MAYO.- El peje diablo   es otro depredador  natural que viene a dar el golpe final al langostino comúnmente conocido como Pigüa que vive y reproduce en las aguas del  caudaloso rio Usumacinta.

 Saturnino Martínez García, integrante de la cooperativa de pescadores Tenosique El Grande, cuestionado sobre la casi desaparición de este crustáceo, confirmo que  desde hace cuatro años que se dio una fuerte contaminación en el rio la Pasión donde se forma el Usumacinta, en  zona Guatemala, por fungicidas que usaron en los plantíos de la palma de Aceite, este camarón gigante prácticamente  desapareció de este cuerpo de agua.

 En referencia a las  trampas que desplazan en las aguas del Usumacinta  los meses de mayo, y junio , dijo que la cooperativa tiene autorizadas 300 nasas  para la captura del langostino  de 25 centímetros de longitud, pero desde hace 48 meses que los socios de este gremio no han capturado nada.

En cuanto a la pesca furtiva donde no respetan tallas ni vedas  los particulares resalto  que eso ya es competencia de las autoridades federales que tienen que vigilar,  desgraciadamente, desde el sexenio de Felipe Calderón Hinojosa  y lo que lleva Enrique Peña Nieto nadie supervisa  la sobreexplotadas en ríos y lagunas de las especies.

Es necesario y urgente que se investigue que esta pasando con la contaminación o si siguen tirando fungicidas  al rio en los altos del Usumacinta,  pues de ser así  de nada sirve que  realicen trabajos de repoblación  en los cuerpos de agua envenenados.

De la misma manera, demanda,  que  ya se tomen medidas  en serio  sobre los proyectos  de exterminación del Peje diablo el  cual  se come  los huevecillos de todas las especies entre ellos la Pigua; cuya plaga tiene saturado  al Usumacinta desde Centla hasta en los rápidos.

 

 

 

 

 

 

 

Comentarios:

Comenta la Nota

Agencia de Información Local con Difusión Mundial
Tenosique, Tabasco, México. A Lunes 23 de Septiembre del 2019